Precios unitarios costo directo por maquinaría y equipo de construcción

Costo directo por maquinaría y equipo de construcción.

El costo directo por maquinaria o equipo de construcción es el que se deriva del uso correcto de las maquinas o equipos adecuados y necesarios para la ejecución del concepto de trabajo, de acuerdo con lo estipulado en las normas de calidad y especificaciones generales y particulares que determine la dependencia o entidad y conforme al programa de ejecución convenido.

El costo por maquinaria o equipo de construcción, es el que resulta de dividir el importe del costo horario de la hora efectiva de trabajo, entre el rendimiento de dicha maquinaria o equipo en la misma unidad de tiempo.

El costo por maquinaria o equipo de construcción, se obtiene de la expresión[11]:

…………………………………………………………………………………………………Fórmula 8

Donde:

ME representa el costo horario por maquinaria o equipo de construcción.

Phm representa el costo horario directo por hora efectiva de trabajo de la maquinaria o equipo de construcción, considerados como nuevos; para su determinación será necesario tomar en cuenta la operación y uso adecuado de la maquina o equipo seleccionado, de acuerdo con sus características de capacidad y especialidad para desarrollar el concepto de trabajo de que se trate. Este costo se integra con costos fijos, consumos y salarios de operación, calculados por hora efectiva de trabajo.

RMH representa el rendimiento horario de la maquina o equipo, considerados como nuevos, dentro de su vida económica, en las condiciones específicas del trabajo a ejecutar, en las correspondientes unidades e media, el que debe de corresponder a la cantidad de unidades de trabajo o equipo ejecuta por hora efectiva de operación. De acuerdo con rendimientos que determinen los manuales de los fabricantes respectivos, así como, las características ambientales de la zona donde vayan a realizarse los trabajos.

Los costos fijos mencionados, son los correspondientes a

· depreciación

· inversión

· seguros

· mantenimiento

La vida útil de los equipos de construcción

En los equipos utilizados en la construcción ya sea durante los tiempos en que estos son empleados o bien se encuentran inactivos, sus partes y mecanismos se ven afectados por desgastes o fallas, tales hechos son más o menos predecibles y las piezas afectadas deben ser sustituidas para que la maquinaria siga en operación de manera eficiente y económica. No obstante con el transcurso del tiempo, todo equipo llega a una situación de desgaste que se hace incosteable proprocionarle un mantenimiento ya que este representa un gasto mayor que la utilidad que del mismo se puede obtener.

La vida útil de un equipo de construcción corresponde al lapso durante el cual este se encuentra en condiciones de realizar un trabajo, sin que los gastos de su posesión excedan los rendimientos enconómicos obtenidos por el mismo, por mínimos que estos sean.

La vida util de un equipo se ve afectada por un sin número de factores complejos como: fallas de fabricación, falta de protección ante las condiciones de agentes atmosféricos, desgastes excesivos debido a uso anormal, vibraciones y fricción de sus partes móviles, manejo y descuido de diferentes operadores, etc.

La vida económica de los equipos de construcción

La vida económica de un equipo o maquinaría de construcción debe entenderse como el periodo durante el cual puede ser operarse en forma eficiente, realizando un trabajo económico, satisfactorio y oportuno, siempre y cuando la máquina sea correctamente conservada y mantenida.

Una vez concluido el período de vida económica de una máquina solamente podrían presentarse cualesquiera de los tres casos alternos siguientes:

· Que debido a su estado el equipo deba ser deshechado de manera definitiva, debiendo venderlo para obtener algún rescate por el mismo, porque sin importar el estado de deterioro en el que se encuentre siempre tendrá un valor de rescate, por muy mínimo que sea.

· Que por los cuidados y operación, el equipo se encuentre en condiciones acptables y capaz de continuar trabajando, aunque sujeta a ciertas limitaciones, especialmente en lo que respecta a su eficiencia, potencia y por ende, productividad y operación económica por lo que, indudablemente, se encontrará en condiciones desventajosas con respecto al equipo de los competidores, además de que, con su empleo, se correrán riesgos derivados e imprevisibles y súbitas averías que eventualmente podrán ocurrir, con lo que la máquina en cuestión tendrá que parar, y aún podría darse el caso de que la forzada inactividad de ésta, afectase la productividad de todo el conjunto de maquinaria que se encontrara trabajando conjugada y armónicamente con la misma, en la ejecución de un trabajo.

· Que por razones de orden presupuestal o financiero, el poseedor de la máquina, independientemente del estado de la misma, se encuentre en imposibilidad de sustituirla, por lo que aún a costa de utilidades, se ve en la necesidad de continuar empleando la máquina obsoleta en las operaciones de construcción. De proceder así, se estará ‘alargando’ la vida útil de la máquina más allá del término de su vida económica.

En síntesis, las definiciones que giran en torno a la llamada vida económica de las máquinas, señalan que es un período durante el cual se deben obtener los máximos beneficios en su operación, pues el equipo puede continuar trabajando por más tiempo aunque las utilidades tiendan a disminuir, siguiendo sin embargo, dentro de su vida útil, de modo que la fecha de terminación de la vida económica puede ser elástica en función de la política de ganancia que se fije el dueño.

Se entiende que un equipo ya es económicamente obsoleto cuando ha alcanzado el término de su vida económica, quedando además totalmente amortizada la inversión del capital empleado en su adquisición.

Sin embargo, el concepto de obsolescencia es relativo, ya que puede suceder que mientras para un constructor cierto equipo resulta obsoleto, para otro, en distintas condiciones financieras y de trabajo, no lo es.

Criterio para la determinación de la vida económica

Sobra mencionar que existen numerosos criterios fundados en especulaciones más o menos sólidas, destinados a la determinación de la vida económica (también llamada vida efectiva) de una máquina. El criterio de determinación más empleado es el estadístico, siendo en nuestro medio las estadísticas norteamericanas las más comúnmente aceptadas, debido fundamentalmente a que la mayoría de la maquinaria disponible en nuestro mercado es obtenida del vecino país. Sin embargo, no debemos olvidar que en toda la América Latina, se presentan factores de orden económico, social y cultural, que influyen profundamente en la eficiencia, número y economía de los trabajos de construcción en general, y que difieren en mucho a los factores determinantes de las vidas económicas de los equipos en el medio norteamericano; tales factores harán que nuestros constructores tengan que seguir prácticas tendientes a crear estadísticas más fieles de nuestra realidad, y a unificar la diversidad de criterios de vidas económicas existentes en nuestro país. La Tabla 6 muestra la vida económica en años y horas de algunos de los equipos más usuales de la industria de la construcción. De acuerdo a los valores que proporciona nos da idea de la necesidad de crear una estadística más apegada a nuestra realidad.

Los estudios sobre la determinación de la vida económica, señalan que, en épocas inflacionarias, la vida económica de las máquinas debe alargarse, a través, desde luego, de un mantenimiento adecuado y un control riguroso de su operación.

Tabla 6 vida económica de algunos equipos utilizados en la industria de la constrción

Descripción del equipo

vida económica

En años

En horas

Bombas autocebantes

3

3,600

Camiones de volteo

5

10,000

Compresoras rotatorias

5

6,000

Excavadoras (dragas y planas)

5

10,000

Mezcladores de concreto

1

1

3 1/2s

2

3,200

5 s

2.5

4,000

11 s

2.5

4,000

16s

3

4,800

Motoconformadoras motor diesel

5

10,000

Motoescrepas

5

10,000

Perforadoras neumáticas

1

1

De mano

3

3,600

De columna

4

4,800

Montadas sobre ruedas

5

8,000

Pisones neumáticos

3

3,600

Plantas eléctricas

7

11,200

Plantas trituradoras portátiles

5

8,000

Rodillos pata de cabra

4

8,000

Rodillos lisos (aplanadoras)

7

14,000

Tractores de oruga

5

10,000

Palas cargadoras (trascabos)

5

10,000

Vibradores de gasolina

3

4,800

Malacates de gasolina

3

4,800

Valor de Rescate

Se entiende por valor de rescate de una máquina, el valor comercial que tiene la misma al final de su vida económica. Toda máquina usada, aún en el caso de que sólo amerite considerársele como chatarra, tiene siempre un cierto valor de rescate. Se acostumbra considerar el valor de rescate, como un porcentaje del valor de adquisición de la máquina, que puede variar entre 5% y 20%. El valor de adquisición, por otra parte, se considera como el precio promedio actual de la máquina en el mercado, pagado de contado.

Para efectos de obtención del costo-horario de operación de una máquina, existe también el criterio de considerar que, al finalizar el período de su vida económica, el equipo está totalmente depreciado, considerándose entonces nulo su valor de rescate.

Te puede interesar:

Comprar Opus 2015 curso de capacitación incluido

Curso análisis de precios unitarios

Curso opus 2015

Inscribirte en 2 CURSOS GRATUITOS de introducción a Opus 2015 e Introducción Análisis de Precios Unitarios

Descargar Opus 2015

>

[Entrenamiento Online 100% GRATIS]

Conoce un EFECTIVO método para que aprendas a INTEGRAR PRECIOS UNITARIOS y presupuestos de obra acertados que no dejen ningún costo fuera. 

EVENTO 100 % ONLINE, no necesitas salir o desplazarte de tu oficina o casa, podrás participar en el evento desde tu computadora, tablet o smartphone.

Al Participar OBTENDRAS SIN COSTO 3 BONOS Valorados en $2,600. Estos BONOS serán tuyos sin costo alguno y los podrás usar de inmediato para mejorar tus presupuestos.

No gracias, no quiero aprovechar esta oportunidad